miércoles, 15 de mayo de 2013

CAMBIOS DE LA FUNCIÓN SEXUAL EN LA MUJER ADULTA MAYOR




Es real que con el paso de los años se dan cambios fisiológicos y físicos, sin embargo, es importante puntualizar que el efecto que estos cambios tienen sobre la actividad, la capacidad y el interés sexual,  varía mucho según las personas. Además es muy importante y preponderante la influencia del ambiente psicosocial.
En contraste con los varones, el pico de interés sexual femenino está entre los treinta y los cuarenta años, y a menudo se mantiene hasta después de los sesenta años.
La menopausia ocurre en la mayoría de las mujeres entre los cuarenta y cinco y los cincuenta y cinco años, y cinco años. Sin embargo, la menopausia por sí misma no parece tener un efecto negativo mayor sobre el interés sexual.
Contrariamente a la mitología de la libido,  de la menopausia, un gran número de mujeres postmenopáusicas experimentan un aumento de la libido, que en parte  se puede deber al efecto no contrarrestrado de los andrógenos por la deficiencia  estrogénica postmenopáusica, o al declinamiento del temor a un embarazo no planeado.
La caída más dramática en el interés sexual femenino tiene lugar entre los sesenta y cinco y los setenta y cinco años, se puede relacionar más de cerca con el cambio en la conducta sexual masculina que con otros factores intrínsecos de la mujer.
Los cambios físicos normales, como un cuerpo menos firme, el cabello gris, las arrugas, tienden a hacer sentir a algunas mujeres que son menos atractivas para el sexo opuesto, y pueden vacilar antes de expresar su interés sexual. Con seguridad es posible decir que en las mujeres hay una disminución en el interés sexual después de los sesenta años, y se debe a causas múltiples.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada